1
, ,
Por · 11 Julio, 2017, 3:11 pm

Cuando estas comenzando un negocio ya sea digital o físico, la necesidad de fortalecer tus líneas de contacto con el cliente salta a la vista y con ellos la idea de desarrollar una página web, sumergiéndote en una serie de términos de entrada, uno de los primeros: el “hosting”.

El web hosting es el mismo que en español conocemos como alojamiento web, es un servicio que propicia a los usuarios que tenga acceso a internet de un plataforma para el almacenamiento de información que sólo puede ser hallada vía web.

Así que en términos de analogía podríamos pensar en una habitación o un lugar de nuestra casa que dispongamos para albergar elementos importantes sin que quedar recargados y ocupen su lugar, entonces un hosting lo que busca es alojar en internet “casa” o siendo más específica en un servidor (que generalmente puede guardar varias páginas webs y es un servicio propiciado por empresas denominadas web host), una página web con todos sus componentes como: textos, imágenes, fotos, vídeos, bases de datos, etc.

Al web hosting no debemos dimensionarlo únicamente, como un servicio aunque lo cumple porque en él además de reposar en mayoría las páginas webs y correos electrónicos también lo puede hacer cualquier tipo de información con el objetivo que determine, posibilidades que se han convertido en un negocio muy lucrativo para las empresas que la ofrecen por la necesidad creciente del mercado.

Las bondades y desventajas en el rendimiento de un web hosting, es responsabilidad directa de la empresa a la que le contratas. Hay miles de empresas que ofrecen la compra de hosting; miles de electivas, por lo tanto miles de oportunidades para no caer en el equívoco de escoger una que está lejos de tus objetivos y expectativas.

El pago de un alojamiento web, generalmente se hace electrónico, ya sea con tarjeta de crédito o vía PayPal, lo que te da a un disco virtual o espacio web o combinación de ambos más correos electrónicos gratuitos o ilimitados que dependen del plan que compres.

Los tipos de alojamiento web se diferencian unos de otros con base a su sistema operativo, uso de bases de datos y motor de generación de sitios web. Existen muchas combinaciones, las más conocida son la de tipo LAMP (Linux, Apache, MySQL y PHP), hasta el Java, si bien ya está en desuso para algunos programadores.

Tipos de alojamiento web en Internet

Alojamiento

Lo que debes conocer más con precisión es que hay varias maneras de clasificación web hosting, según características y funciones, no obstante decidí ir más allá y en mis conocimientos intermedios te mostraré un listado de acuerdo a la disponibilidad y configuración del servidor. Así que vamos a echar un vistazo, cuáles son los principales tipos de hosting:

Alojamiento gratuito

Es una opción que se evalúa cuando son proyectos que están en sus comienzos y se dispone de pocos recursos para el arranque. Pero aquí el primer pero, el alojamiento gratuito es demasiado limitado en comparación con los pagos porque además del poco provecho que puedes sacar a ellos más que tener una presencia el internet, usualmente cuando utilizas sus servicios, se agrega mucha publicidad en forma de banners, ventajas emergentes, anuncios de Google Adsense, landing pages, etc., que puede ser incómodo para el usuario que navegue por tu sitio, adicional a que el espacio de almacenamiento es limitado así que puede que el servidor no aguanté muchas visitas al tiempo.

El alojamiento gratuito llama mucho la atención de los suscriptores por su carácter de gratuidad, pero sinceramente es muy tedioso su uso que tampoco permite ser un almacén de datos, ni pueden alojar páginas de contenido violento y para adultos.

Sí necesitas un servicio de hospedaje web para guardar imágenes que puedan verse en internet, el alojamiento gratuito puede servir para esa necesidad, sin embargo, no lo olvides a cambio tienes que lidiar con múltiple publicidad.

Sea como sea lo leído anteriormente, el alojamiento gratuito dispone de una amplia variada oferta, digna para aquellos que apenas estén iniciando y le impliqué bajos costos de mantenimiento porque tal vez no tendrá un número considerable de visitas en su arranque del sitio y de igual manera para programadores que necesiten hacer pruebas en una web hosting.

Hosting compartido

El programa se configura de tal modo que muchos usuarios pueden alojar datos e información en un mismo servidor. Es entonces una oportunidad interesante para pequeños y medianos clientes por ser un servicio de bajo costo; pues obtienes el espacio que necesitas a un precio favorable, lo que no deja de tener un buen rendimiento aunque haya muchos usuarios a la vez.

Precisamente en ese aspecto del rendimiento, se puede convertir en contraproducente porque con este tipo de alojamiento se comparten elementos de un hardware entre miles de usuarios en un mismo servidor, aspecto que obviamente al final afecta el rendimiento en episodios determinados.

El servidor puede sufrir fallas por soportar varios datos provenientes de diversas fuentes que terminará afectando a otros clientes que no la originaron. Quién administre o en su defecto el dueño del servidor, debe ser muy meticuloso sobre quién asigne los permisos de usarlo porque como posiblemente disminuirá la velocidad y el rendimiento, también un sitio o los datos que usen un alojamiento compartido se exponen a fallas en seguridad por tener acceso a una igual IP y de estabilidad gracias a que un usuario le dé por usar más recursos.

Como ventaja está su factor asequible, es barato y por ende muchos clientes eligen esta alternativa.

Alojamiento revendedor (reseller)

Alojamiento Web

Este tipo de alojamiento se enfoca directamente en esos usuarios con alto poder adquisitivo, asimismo en esos clientes que requieren gran espacio de alojamiento o simplemente para esos mismos que se dedican a vender el servicio al por menor entre otros usuarios.

Son paquetes que tienen buena capacidad de soporte, que le favorece con velocidad estable de navegación, memoria con gran capacidad de almacenamiento y dominios disponible todo esto por cada cuenta que te puedes hacer comprando un sólo alojamiento de este tipo.

Sin embargo, tiene sus limitantes porque funciona bien hasta un límite de capacidad de cuentas y por dominios hospedados.

Servidores virtuales (VPS, Virtual Private Server)

Quienes venden este alojamiento VPS, venden la posibilidad de administrar un servidor virtual. Debido a esa practicidad es posible controlar diversos dominios desde un sólo lugar en simultánea, determinar qué programas, lo que aporta al ahorro de costes y facilita su ejecución.

Siendo el tipo preferible recomendado para empresas de diseño y programación web, el VPS o Virtual Private Server, es un tipo de alojamiento general que se ubica por particiones virtuales, es decir, muchos servidores independientes que funcionan en paralelo a una base.

Para ser más clara, pues hasta yo tenía equívocos al tratar de entender la lógica, los VPS es un servidor compartido que a diferencia de ese tipo que tiene como característica compartir un servidor, éste trasciende en el sentido de generar particiones con sistemas operativos virtuales.

Posee cierta similitud con un servidor dedicado, aunque en el dedicado hay disponibles más cantidad de recursos que veremos a continuación.

Hosting dedicados

Alojamiento Web

Bien, ¿qué es un hosting dedicado? En resumen es un servidor compartido o un VPS, la divergencia radica en que todas esas características ya no serán vendidas o compartidas con otros usuarios, cliente y/o cuentas, estarán disponibles para ti únicamente. Suena excelente, ¿no? Claro que sí porque más que desventajas, los resultados serán favorables.

Para empezar, todos los recursos que traigan consigo el alojamiento dedicado en su totalidad serán tuyos y con eso una velocidad óptima y un almacenamiento tentador. Todos esos beneficios a costas de comprar un servicio lujoso, sí posees el dinero y sí amerita la inversión, ¡hazlo! Pero ten igualmente en cuenta que debes administrarlo y sino no tienes idea del funcionamiento de servidores y programación web, es mejor hacerte el camino fácil porque tendrías que sumar los servicios de alguien que lo haga por ti.

Un alojamiento dedicado, es como una especie de computadora alquilada que además de guardar páginas web puede hacerlo con cualquier otro tipo de información que requiera estar en internet.

Comúnmente estás computadoras se encuentran en centro de datos y son cuidadas y provistas de internet por las empresas que proveen el servicio, máquina que finalmente podrá ser utilizada para prestar el alojamiento compartido y el VPS hasta el mismo dedicado porque muchas grandes empresa compran este tipo de servidor con el objetivo de ofrecer paquetes más favorables a sus clientes junto a un buen asistencia.

El alojamiento dedicado es el respaldo para esas grandes corporaciones que por su gran flujo de Big Data, necesitan condiciones de rendimiento más específicos adjunto a una configuración de seguridad avanzada que evite ataques cibernéticos.

Su desventaja ya lo había dicho es el costo, muy superior a los anteriores tipos de web hosting que te enseñé, esto sucede porque la máquina que provee el servicio necesita un cuidado mensual, más la administración y configuración del servidor, números que van sumando al valor final.

Alojamiento web en la nube (cloud hosting)

En la Era Digital se habla de almacenamiento en la “nube” (cloud hosting), más que referencias en plataformas que utilizan este tipo de herramientas como Drive o Dropbox, permite al usuario no disponer de un medio físico para guardar información.

En el caso del alojamiento web en la nube está basado en una tecnología innovadora que utiliza infinidad de computadoras conectadas entre sí para el almacenamiento. Su ventaja principal adicional a la flexibilidad, inmediatez y tiempo real ante los hosting que comúnmente hemos conocido es la seguridad, la cual se garantiza por numerosos servidores en un solo lugar.

¿Qué debe tener un buen hosting?

Hosting Web

No me atrevería a recomendarte un hosting, dándole el adjetivo del “mejor” del mercado, lo que sí puedo hacer es darte algunas características que desde mi ver debe tener un hosting, así lo que te diría es que antes de comprar el servicio evalúes lo siguiente:

  • Tiempo de carga aceptable, transferencia de datos e interfaz de uso fácil e intuitivo.
  • Con la posibilidad que dentro de tu plan puedas migrar con tu hosting a otro, conservando tus datos.
  • Correo electrónico ilimitado cuando compras un servicio pago, si bien en este punto sería importante que evaluarás el uso qué le vas a dar, sea personal, corporativo o para una startup.
  • Soporte técnico de calidad 24/7, con foros adicionales a las Preguntas Frecuentes (FAQ), vídeo tutoriales, etc.
  • Copias de seguridad (backups), diarios, automáticas y programables.
  • En caso que vayas a vender el servicio, debe contar con alojamiento de dominios ilimitados para los clientes y disponer de un ancho de banda amplio (como mínimo 50 GB).
  • Una infraestructura abierta y flexible para poder albergar diferentes plataformas E-commerce y CMS (sistemas de gestión de contenidos) como WordPress que usualmente uso.
  • Para las otras opciones y sí eres cliente, un espacio en disco de al menos 1GB para tener una potencia mínima suficiente.
  • El hosting tiene que estar actualizado en términos de seguridad (virus, troyanos, spyware, filtros Anti-Spam, etc) y filtros de spam (imprescindible).
  • Soportar lenguajes de programación como HTML, PHP, JQuery, AJAX e incluso, bases de datos al menos en MySQL y lenguaje Javascript aunque para algunos ya esté mandado a recoger.

No olvides que lo barato saca caro, que no te pase que por ahorrarte dinero termines pagando por un mejor servicio para arreglarlo. ¡Leo opiniones en la sección de comentarios de abajo!

Comparte esto con tus amigos
Melina

Soy Comunicadora Social – Periodista por vocación y postgrado en Administración de Empresas por elección, juntas me han permitido comprender que las dinámicas económicas son excluyentes de ahí mi necedad de actuar en política, mientras me dejo seducir por la escritura y el aguacate, mi crossfit a modo orgánico. #Ashé. Puedes visitar mi personal blog en: el digital preneur

Puede interesarte

Posts Relacionados

Déjanos tus comentarios

Crecer y mejorar es nuestro objetivo principal, por eso te invitamos a que dejes tus dudas, opiniones, sugerencias y congratulaciones.

Déjanos tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre*
Sitio web
Comentarios*