1
, , , ,
Por · 17 Octubre, 2017, 10:32 am

Al trabajar en el Marketing son tantos los conceptos que existen y que están en constante variación, términos que pueden convertirse en anglicismos que llegan a confundir a muchos por su gramática y cercanía conceptual.

Es lo que puede pasarles a algunos con el Branding de marca o Branding Content, los cuales indican por separado objetivos diferentes, sin embargo parten de lo mismo, la marca.

Vamos a conocer mejor qué significa cada una, para que aclares tus dudas.

¿Qué es el branding?

¡Qué branding por aquí! ¡Branding por allá!.. Es una palabra que seguro te has encontrado en internet porque es muy popular, lo que no significa que esté siendo bien empleada. Algunos quieren involucrarla hasta en la sopa, sin tener idea de su significado, que no es más que la creación de una imagen de marca, que debe representar los valores, responder las PQR’s de la empresa y el producto-servicio que ofrezca.

Antes cuando el Marketing no se hacía en digital, el branding que puntualiza en la actualidad evoca a todo lo que construye a la marca, sea tangible o intangible y define un vínculo con el cliente renovable y sostenible en el tiempo, necesitaba de la publicidad y la comunicación para desarrollarse, es decir para la identidad corporativa por ejemplo, era ineludible integrar el CRM, la promoción, las RR.PP, el marketing directo, el email marketing, el boca a boca, el marketing de guerrilla el sponsor en medios tradicionales, entre otros.

Pero ahora no, no hay tiempo para desarrollar un branding al modo antiguo porque probablemente tu competencia te absorberá mientras estás en eso y además implica inversión que ni al caso, teniendo a disposición cientos de páginas web de diseñadores o equipo especializado quienes a cambio de un precio favorable pueden ayudarte como 99designs.

U otras para contratar estos servicios a modo de Teletrabajo, como te expliqué en mi blog personal en: “Cuatro formas para encontrar teletrabajo”  además de conseguir profesionales cualificados y de calidad como en Gradiweb.

Entiéndase luego de esto que cuando hablamos de “branding” estamos pensando en el concepto de la imagen de marca, lo cual no es estático pues puede sosegar el tiempo y adquirir un valor más allá del económico gracias a tus esfuerzos en comunicar un mensaje claro de diferenciación en relación a él y fidelizarlo entre el público.

A continuación, referenciemos algunos conceptos desde los que podemos partir a la hora de crear una estrategia de Branding, los cuales deben actuar como una unidad y eso se logra cuando se coordinan:

  • Una propuesta de valor agregado que marque la diferencia. Implica esa promesa que haces a tu público objetivo y futuros clientes de satisfacer una necesidad que seguramente él no ha saciado o en ese sentido ofrecerle algo diferente de lo que ya conoce, lo cual se debe convertir en el mensaje que ellos deben asociar de inmediato cuando vean algún elemento de tu marca.
  • Storydoing. Se pensaba antes que las marcas debían tener un storytelling (http://www.gradiblog.com/good-bye-storytelling-bienvenido-storydoing/) que apuntará a contar una historia que inspirara al target específico porque la construcción de una marca reúne además la misión y los valores que debiste definir, pero más que narrar una historia que los motive, piensa en involucrarlos a ellos como parte, que sean ellos mismos parte activa del resultado.
  • Identidad corporativa. Es la construcción visual y simbólica del branding que debe ser pensada en ejercicio de lo que quiere expresar la marca a través de los colores, formas, tipografía y otro tipo de elementos como el logosímbolo, así que deje de un lado involucrar características comunes de otras marcas populares por ejemplo o de otras que son de fácil recordación porque ella va incluida en todas las piezas gráficas que desarrolles. ¡Evita el plagio y las confusiones al receptor!
  • La Cultura Corporativa. Tiene que manifestar la personalidad, los valores y la filosofía empresarial, nada más, aspectos que deben ser asumidos a nivel interno de la organización principalmente para que pueda ser replicado al externo.

Lo anterior se resume en lo siguiente: quizás tienes un producto/servicio que pretende ofrecer una solución. Ahora bien, no eres el único que ofrece una solución similar, ¿cómo te diferenciarías de la competencia? La respuesta está en el branding que no sobra aclarar es parte del concepto integral de la marca, la misma que se utilizará para emprender campañas y estrategias a nivel de marketing, publicidad y comunicaciones.

Llegar a ese marco de diferencia donde la oferta de valor sobresalga entre las demás y lograr posicionarla en la mente del consumidor hasta que sea religiosamente fiel a ti, es un logro que sólo lo consigue una branding bien planeada.

Supongamos que tu producto es una gaseosa, hay muchas en el mercado, ¿verdad? ¿Cómo te diferencias de las demás? En el caso de Coca Cola que su función básica sería calmar la sed es finalmente el beneficio que perciben los consumidores que obtendrán de él su “value added”, un intangible medido en esa sensación de felicidad y bienestar que da el sabor característico del producto.

¿Por qué es posible identificarlo? Porque la marca ha trabajado muy bien su branding y lo replica a nivel de marketing y social media en la actualidad, acciones que han logrado mantener a la marca en la memoria de todos por más de 130 años.

Precisamente, Coca Cola es uno de los estrategas más destacados en publicidad en general y en el branded content no sería la excepción, el “contenido de la marca” en español es una técnica de promoción menos intrusiva basada en el Inbound Marketing y sus baluartes son la creatividad, el conocimiento del cliente y obviamente la marca misma.

¿Qué es el Branded Content?

Es el antagonista de la publicidad tradicional above the line – ATL puesto que se planta sobre el Inbound Marketing para desde la marca, crear contenidos emocionales que lleguen a conectarnos de tal forma que nos produzcan algún tipo de sentimiento o reacción, estrategia que de manera natural consiga que la audiencia identifique que está hablando de una marca puntual sin necesidad de verse como publicidad.

El Branded Content busca generar contenidos que se vinculen directamente a tu marca y permita que el consumidor conecte con ella, es por eso que el consumidor actual se deja llevar por las recomendaciones antes de acceder a una marca y por la experiencia que tenga otros de su círculo de confianza.

Es la técnica más seductora del Inbound Marketing, seductora porque es capaz de captar leads, convertirlos hasta hacerlo más que clientes, fidelizarlos como tus fans, replicadores positivos; ese influencer y/o microinfluencer consumidor que toda marca necesita.

Transmite todos esos valores, cultura, filosofía, identidad, personalidad, valor agregado y demás características de tu branding a través de acciones para ganar visibilidad y reconocimiento de marca.

Es vender un producto/servicio sin mostrarte que lo estuvieras haciendo porque permites que sea el mismo consumidor la voz. Es por eso que el storydoing es tan importante aplicar en este tipo de estrategia porque le da legitimidad y validez además es la recomendación propia de un consumidor hacia otro por medio de una experiencia real.

Para que esa sensación de confianza junto a ese lazo de hermandad entre el público y la marca sea efectiva, tiene que existir una sinergia entre la relevancia y la calidad en los contenidos.

Pasamos la página con toda esa publicidad intrusiva y ese storytelling que su punto de partida era inventar ensueños a la audiencia pasándolo como realidades absolutas que al paso reforzaban estereotipos. Ahora son los consumidores quienes llevan la batuta de mando porque son ellos los que expresan sus necesidades y cómo solventarlas y por eso que la figura del influencers y esos otros usuarios que comparten su experiencia es tan valorada.

El mensaje que viene siendo el contenido, la base del branded content es generado por el público y lo que tienes que hacer es sólo lanzarlo por los medios que consideres necesarios, desde mi perspectiva es mejor en esos que tienen mayor impacto y dónde está ese target, los medios sociales.

Dicho esfuerzo se compagina con el acompañamiento que des como marca a ese mensaje, al cual llegará el público por ese ofrecimiento.

Podemos concluir que los dos conceptos son más que necesarios y complementarios en trasfondo del Marketing. Debes establecer la capacidad de desarrollar un branding que se ubique como un símbolo familiar en la memoria del consumidor, que con una estrategia Branded Content que ubique elementos de la marca sean: colores, sonidos, formas, personalidad y valores se permita relacionarla sin estar vendiendo el producto-servicio.

El cliente es el diseñador y ejecutor de esa estrategia que debe expresar una sensación orgánica y de naturalidad para el resto de la audiencia. Crea un branding de referencia que el branded content pueda validar.

Mencionada la invitación de hoy, tengo que decirte que nos leemos en otra oportunidad, a su vez permíteme plantear una pregunta para esta entrada, ¿cómo vincularías el branding de marca y el branded content en una campaña para un emprendimiento en fase inicial?

¡Espero tus opiniones!

Comparte esto con tus amigos
Melina

Soy Comunicadora Social – Periodista por vocación y postgrado en Administración de Empresas por elección, juntas me han permitido comprender que las dinámicas económicas son excluyentes de ahí mi necedad de actuar en política, mientras me dejo seducir por la escritura y el aguacate, mi crossfit a modo orgánico. #Ashé. Puedes visitar mi personal blog en: el digital preneur

Puede interesarte

Posts Relacionados

Déjanos tus comentarios

Crecer y mejorar es nuestro objetivo principal, por eso te invitamos a que dejes tus dudas, opiniones, sugerencias y congratulaciones.

Déjanos tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre*
Sitio web
Comentarios*